Convocatoria cerrada hasta finales de 2018

El programa Invisible Beauty Makers es una iniciativa de la Fundación Puig que, en colaboración con Ashoka, se propone apoyar a aquellos grupos de jóvenes que, en sintonía con los valores de Puig –la integridad, el respeto, la excelencia y la confianza-, estén liderando algún proyecto social con alta capacidad de impacto.

Los jóvenes son el futuro de la sociedad y es a través de ellos que Puig quiere contribuir al cambio social, promoviendo proyectos innovadores dirigidos a fomentar su propio crecimiento y el de su generación. Durante un plazo de dos años, Puig acompañará a estos jóvenes para, desde su saber y experiencia, ayudarlos a convertir sus iniciativas en realidad.

Ashoka y PUIG identificarán y apoyarán cada año cinco equipos formados por jóvenes de 18 a 28 años que estén llevando a cabo proyectos genuinos, enfocados desde puntos de vista no convencionales, que propongan soluciones diferentes a problemas de su entorno y que puedan inspirar a otros jóvenes de su comunidad a identificarse como agentes de cambio.

La 3ª edición del programa Invisible Beauty Makers persigue promover e impulsar valores y habilidades emprendedoras, identificando y apoyando durante 2 años a 5 equipos de jóvenes que estén invirtiendo su pasión, esfuerzos, empatía y creatividad para lanzar un proyecto que cree un cambio positivo en su entorno.

Si bien el programa Invisible Beauty Makers se formula desde la mentoría a los jóvenes por parte de profesionales de PUIG, combina los siguientes elementos de apoyo mediante un trabajo individualizado, colaborativo y vivencial:

Un tándem de los profesionales de Puig se comprometerá a acompañar, orientar y apoyar entre enero y julio de cada año a los equipos de jóvenes emprendedores sociales en su proceso de desarrollo emprendedor.

Su dedicación se establecerá en el plan de trabajo que acuerden a partir de un diagnóstico inicial y compartido; la previsión orientativa es de un encuentro de un par de horas cada tres semanas.

Cada equipo contará con una aportación al proyecto de un capital semilla de 2.000€/año, en base a los objetivos que se acuerden en el proceso de mentoría.

Los mentores podrán prescribir a su equipo de referencia hasta 4 cápsulas de formación (12 horas/año) con especialistas de la compañía (comunicación/marketing, finanzas, IT, I+D, legal…) que elaborarán los contenidos a la carta y se podrán impartir de forma individualizada o conjunta con otros equipos en similar situación.

Se prevé celebrar diversos momentos y espacios –físicos y virtuales- de encuentro y trabajo colaborativo para hacer realidad la comunidad Invisible Beauty Makers.

Para ello se contará con una figura dinamizadora que articulará en el proceso a todos los agentes participantes y se desarrollarán al menos 4 eventos colectivos entre enero y julio de cada año.

La dedicación directa estimada de cada equipo según los estándares planteados es de 100 horas entre sesiones de mentoría, formación y networking en los dos años de cada edición.