imagen-2

En un mundo que está en constante cambio, César Bona cree que ya no tiene sentido que las escuelas intenten enseñar herramientas para el futuro, sino que estas deberían centrarse en desarrollar competencias claves para lidiar con el presente, como son la empatía o la creatividad. Para él, la escuela es la imagen de la sociedad y por eso debemos promover dentro ellas lo que queramos para la sociedad. “Los niños no son adultos del futuro, es ahora cuando tienen que empezar a mejorar la sociedad”, comenta.

En este sentido, Ashoka ha desarrollado la red de Escuelas Changemaker, identificando escuelas influyentes preparadas para liderar una verdadera transformación educativa que se basa en que los jóvenes sean ciudadanos eficientes y empáticos, para luego inspirar e influir a otras escuelas y entidades a que hagan lo mismo.

imagen-3
Este miércoles 25 de enero, César cerró el ciclo de conferencias en España presentando las escuelas presentes en su libro “Las escuelas que cambian el mundo” de la editorial Plaza & Janés, que ya lleva 6 ediciones y más de 20.000 libros vendidos. Este evento tuvo lugar en el colegio Padre Piquer, pionero en la innovación educativa y contó con la presencia de la Jefa de Servicio de Formación del Profesorado del Ministerio de Educación y del Consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, quien abrió el evento y reconoció públicamente el trabajo de Ashoka.

La presentación llenó el auditorio de más de 500 plazas, como lo ha hecho en todas las presentaciones por las ciudades españolas, levantando el interés de cientos de personas y actores (escuelas, padres, familias, docentes, políticos y medios) y mostrando la predisposición al cambio de paradigma en la educación.