EDUCACIÓN CHANGEMAKER

¿Cómo sería el mundo si estuviera más extendida, si fuera la norma, esa capacidad para estar atentos a los problemas y retos sociales, la voluntad para resolverlos, la habilidad de sumar esfuerzos con los demás para construir una comunidad mejor?

¿Cómo deberían cambiar las organizaciones para que todos sus miembros desarrollen la capacidad de pensar de un modo más innovador, más proactivo y más creativo?

¿Cómo tendrían que cambiar las escuelas para que todos los estudiantes dominen la habilidad de la empatía de la misma forma que aprenden a leer y escribir?

Queremos vivir en un mundo en el que cada niño, niña y joven tenga oportunidades paraconvertirse en un “agente de cambio” (“changemaker”). Un mundo en el que el desarrollo de esas capacidades para producir cambios positivos en el entorno sea una normalidad. Un mundo en el que todos saben que pueden cambiar el mundo para mejor y además lo consiguen con sus ideas. A través de esta visión, Ashoka está movilizando un equipo global de escuelas, emprendedores sociales, entidades y organizaciones para colaborar en la creación de una sociedad en la que el aprendizaje de estas habilidades “changemaker” ocupe un lugar fundamental en la educación,tanto como la lectura o las matemáticas.

Para ello, Ashoka está identificando escuelas y redes de escuelas influyentes preparadas paraliderar una verdadera transformación educativa. Con estas Escuelas Changemaker pretendemos inspirar y facilitar que otras escuelas y entidades identifiquen y apliquen las habilidades que los jóvenes necesitan para ser ciudadanos eficientes, empáticos y capaces de buscar soluciones.

ESCUELAS CHANGEMAKER

En Ashoka estamos trabajando para reconocer aquellos centros educativos que ya están transformando la educación.

Las llamamos “Escuelas Changemaker“, una red mundial de colegios de primaria y secundaria que educan a sus alumnos en habilidades como la empatía, el trabajo en equipo, la creatividad, el liderazgo y la resolución de los problemas.
Son escuelas pioneras, que se han adaptado a las necesidades educativas actuales, en sintonía con un mundo en cambio constante, y además son las generadoras de los cambios sociales del futuro.

Sus chicas y chicos son capaces de empatizar con los problemas de los demás y de aportar soluciones innovadoras.

Desde Ashoka creemos que no hay que esperar a que los “changemakers” nazcan sino que hay que favorecer su aparición. ¿Cómo? Aprovechando los centros escolares como agentes de cambio, como espacios transformadores. Espacios educativos que se vuelquen en la tarea de estimular a los alumnos y no sólo en aleccionarlos. Colegios e institutos que funcionen como plataformas donde la creatividad y el ímpetu emprendedor sean el combustible de los estudiantes. De esta forma, se favorece la aparición de individuos capaces de producir proyectos propios y liderarlos, de ser proactivos, de trabajar por bienes comunes y hacer uso de la imaginación y el ímpetu emprendedor. Para que el objetivo sea completo e íntegro se necesitará que el cambio altere también las perspectivas de padres y personal docente. Ellos son agentes sociales con peso específico en este proceso.

Somos conscientes de que hay escuelas así en España y queremos identificarlas, ponerlas en el mapa y que sirvan como motor para otras, queremos reconocerlas y aliarnos para reforzar sus objetivos.

Las Escuelas Changemaker aspiran a construir un poderoso ecosistema internacional donde la interrelación entre escuelas de cualquier parte del mundo sea una constante y una fórmula educativa prioritaria.

¿POR QUÉ?

– Las Escuelas Changemakers inspiran al resto de la comunidad educativa. Son reconocidas como modelo a seguir en el sector. Su ejemplo sirve para apoyar ese “cambio” en la educación para que esté más adaptada a un mundo en constante cambio. Servimos de altavoz de esas historias que hay detrás de todo lo que se hace en el centro, con la intención de dar visibilidad al trabajo de transformación así como a los individuos que lo hacen posible.

– Son escuelas miembro de una red internacional. Ya hay seleccionadas otras escuelas en Estados Unidos, Latinoamérica, Europa o Asia, con todas las oportunidades que eso significa de crecimiento, proyectos, debate e intercambio. En total nos proponemos identificar 600 de primaria y otras 600 de secundaria en todo el mundo.

– Obtienen el reconocimiento de Ashoka, sus fellows o emprendedores sociales y sus aliados. El sello Escuela Changemaker te asegura presencia mediática y en foros especializados, da oportunidades a los niños y niñas del centro.

– Reciben apoyo a la labor del centro con los alumnos, poniendo a su disposición todos los recursos de Ashoka para establecer un programa de encuentros periódicos con emprendedores sociales, talleres, etc.

EMPATÍA EN ACCIÓN

La empatía desempeña un papel fundamental en la innovación, el cambio y la solución de problemas profundamente arraigados. Necesitamos la capacidad de utilizar la empatía (la habilidad para entender lo que está sintiendo una persona y guiar nuestras acciones en consecuencia) para tener éxito en equipos, resolver problemas, ser líderes efectivos e impulsar el cambio. Es, de hecho, una habilidad muy compleja. Se requiere que nos observemos a nosotros mismos comprendiendo a todos los que nos rodean, capa a capa. En el futuro lo haremos cada vez más, mejor, y más rápido, y no solo en contextos estables (familia, trabajo o comunidad religiosa), sino también en contextos cambiantes e interrelacionados.